Ahorro y Producción de Energía

Las energías renovables proceden de recursos inagotables y limpios y la mayoría de ellas se pueden utilizar de forma indefinida en el tiempo, tanto a nivel particular como a nivel industrial.

Estas energías no contribuyen al efecto invernadero ni producen residuos. Favorecen el autoabastecimiento, fortaleciendo la independencia energética, impulsan la creación de empleo y además están al alcance de todos.

 

Energía Solar Térmica

Mediante la captación de energía solar por colectores planos se obtine agua caliente sanitaria. Este servicio es la forma más ecológica y eficiente de abastecer el 100% del agua que se utiliza en la vivienda unifamiliar o residencial, sin utilizar ni electricidad ni gas natural.

Energía Solar Fotovoltaica

Los sistemas fotovoltaicos aprovechan la radiación solar para la producción de electricidad. Hoy en día esta electricidad se puede dirigir, en primer lugar para proporcionar autonomía energética y en segundo lugar para amortizar una inversión con rentabilidad garantizada al vender electricidad en la red eléctrica.


Energía Eólica

Con este sistema se aporta un gran beneficio al disponer de energía eléctrica en lugares aislados donde no llega la red de distribución convencional además es posible sistemas híbridos con energía fotovoltáica para una generación estable y segura a lo largo de todo el año.

Geotermia

Sistema que aprovecha la capacidad que tiene el subsuelo de mantener una temperatura constante a lo largo del año, permitiendo disipar el calor en verano y aportarle calor en invierno. La Geotermia es sencillamente el aprovechamiento del calor de la Tierra que es una fuente continua de energía para generar calor, frío y electricidad.


Cogeneración

Orientándonos hacia la producción de energía en los puntos de consumo, estos sistemas permiten, mediante un motor de combustión alimentado por gas natural o biogás (revalorización de residuos agrícolas), producir electricidad y energía térmica útil.

Biomasa

Las calderas de Biomasa constituyen un excelente sistema de producción de agua caliente y calefacción con energía renovable y limpia. Ofrecen una combustión excepcional con un rendimiento muy elevado: hasta el 96%.