Adiós a las Elevadas Facturas de la Luz (Parte I)

Publicado por:

Hola de nuevo, me imagino que muchos de vosotros no estaréis muy contentos con vuestras últimas facturas eléctricas…el invierno es duro y la calefacción no es barata. Ya ha empezado la primavera pero me atrevería a decir que en menos de dos meses estaremos hartos de calor y empezaremos a usar el aire acondicionado, y otra vez a temblar cuando veamos el sobrecito de la compañía eléctrica…

Ante esta situación existe una opción, un remedio casero: estoy hablando de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo, especialmente aplicable en viviendas unifamiliares. Con este tipo de instalaciones podemos conseguir un ahorro importante en nuestra facturación o incluso podemos desconectarnos de la red eléctrica y ser autosuficientes energéticamente hablando.

Entre las muchas opciones que plantea este tipo de instalaciones, hoy vamos a hablar de las de consumo directo: generamos energía eléctrica para consumirla al instante, sin posibilidades de almacenarla  para cuando no haya radiación, ni de aprovechar el excedente de energía cuando la demanda es inferior a la producida por el sistema.

Los elementos necesarios para poder realizar la instalación son los siguientes:

  • Módulos Fotovoltaicos:

Es el elemento que absorbe la energía solar y genera corriente continua.

La radiación solar “bombardea” con fotones el módulo, el cual, está compuesto por una serie de células fotovoltaicas interconectadas entre sí.

Cuando un fotón impacta en dicha célula arranca un electrón y genera un hueco libre. El electrón busca otro hueco libre a ocupar, pero la célula está diseñada para obligar a los electrones y a los huecos a desplazarse hacia lados opuestos generando así una diferencia de potencial. Basándonos en este principio se genera la corriente eléctrica.

Módulo fotovoltaico

Módulo fotovoltaico

  • Inversor de Corriente CC/AC:

Es un dispositivo electrónico de potencia cuya función básica es transformar la corriente continua en corriente alterna, además de ajustarla en frecuencia y en tensión eficaz para su consumo.

Las características principales del inversor son la tensión de entrada, la potencia máxima que puede proporcionar y la eficiencia.

La eficiencia del inversor es la relación entre la potencia que es capaz de entregar para su uso y la potencia que recibe del generador, en este caso los módulos fotovoltaicos.

Inversor Fronius modelo Galvo para instalaciones fotovoltaicas

Inversor Fronius modelo Galvo para instalaciones fotovoltaicas

El sistema funciona de la siguiente manera: se evalúan las demandas energéticas de la vivienda, estimándose la potencia fotovoltaica necesaria y se selecciona el inversor necesario. Los módulos fotovoltaicos alimentan el inversor y se conecta al cuadro principal de la vivienda. Ya que la caída de tensión existente entre el inversor y nuestros consumos es menor a la existente entre la red eléctrica y nuestros consumos, garantizamos el consumo prioritario de la energía producida por la radiación solar.

Si tenemos una demanda energética elevada o no disponemos de radiación, la vivienda volverá a ser abastecida por la red eléctrica. De igual manera, si generamos menos energía de la que estamos demandando, se dará prioridad a la generada por nuestra instalación fotovoltaica y permitirá completar dicha demanda con la red eléctrica.

ESQUEMA DE LA INSTALACIÓN CON RADIACIÓN SOLAR

Funcionamiento_con_radiación

ESQUEMA DE LA INSTALACIÓN SIN RADIACIÓN SOLAR

Funcionamiento_sin_radiación

ESQUEMA DE LA INSTALACIÓN CON POCA RADIACIÓN SOLAR Y ELEVADA DEMANDA

Funcionamiento_poca_radiación

El inconveniente se produce cuando tenemos poca demanda y producimos más de lo que necesitamos. En este caso se dice vulgarmente que tiramos energía a la red, ya que no podemos utilizarla ni almacenarla. Este problema quedaría solucionado instalando un dispositivo (por ejemplo el denominado CDP de CIRCUTOR) que evita que se inyecte energía a a la red.

En cualquier caso, estaríamos desperdiciando energía producida y no consumida. Esta situación no cambiará hasta que no se desarrolle el tan ansiado Decreto de Balance Neto. Según este decreto, la energía generada de más por nuestra instalación nos será descontada de nuestra facturación mensual.

Por poner un ejemplo, nuestra instalación produce más energía cuando más radiación hay, y este momento se da a lo largo de la mañana, coincidiendo en muchos casos cuando menos gente hay en casa (trabajo, escuelas, compras….) y solamente tendremos el consumo de nuestros aparatos en Stand-by (frigorífico, congelador, el dichoso pilotillo rojo de la tele…). en estos momentos se inyectará energía a la red ya que habrá un exceso de energía producida. Con los nuevos contadores inteligentes, se puede contabilizar la energía que consumimos de la red y la que inyectamos a la misma. Al final del mes se hace un balance y se estima la cantidad final a pagar.

Factura Final (€) = (ERED – EFV) • CE(€/kWh)

ERED: Energía Consumida de la Red Eléctrica (Kwh).

EFV: Energía Inyectada a la Red por nuestra instalación (kWh).

CE: Coste de la energía (E/kWh)

Ojalá este decreto se formalice de una vez por todas ya que desde ese momento podremos decir que se habrá dado un paso realmente importante hacia el ahorro energético y la mayor viabilidad de este tipo de instalaciones.

En el próximo post que elabore os hablaré del otro tipo de instalación fotovoltaica posible para viviendas, la cual es  más interesante por el hecho de que cuenta con acumulación y podemos emplear esta energía acumulada cuando la instalación fotovoltaica no esté generando electricidad y llegar incluso a ser autosuficientes pudiendo desconectarnos de la Red Eléctrica.

3

Comentarios

  1. Jaime  marzo 29, 2015

    Te felicito por el artículo.
    Has hecho algun calculo de amortización de una instalación de este tipo y sin tener en cuenta el temido peaje de respaldo.

  2. Carlos Gázquez Martínez  marzo 30, 2015

    Gracias a ti por tu comentario Jaime.
    Respondiendo a tu pregunta, hemos hecho unas cuantas instalaciones a clientes a los que previamente les hemos calculado el periodo de amortización del gasto, y puesto que son instalaciones “a medida” en cada caso se han obtenido tiempos diferentes en función de la potencia instalada y el porcentaje de demanda que se cubra. La idea es que los usuarios hacen una inversión en la instalación fotovoltaica, que van amortizando a cuenta del ahorro directo que obtienen desde el primer momento en sus facturas de energía.

    Y, en efecto, el peaje de respaldo no lo tenemos en cuenta por muchas razones. La primera es que aún no existe y además, teniendo en cuenta los informes en contra de la CNC, de la defensora del pueblo, etc. etc.., esperamos que impere el sentido común y que por fin no se atrevan a sacarlo.
    Si necesitas más información ponte en contacto con nosotros, sin ningún compromiso.

You must be logged in to post a comment.